Vinos Orgánicos y Vinos Veganos


Sabemos que el impacto negativo que hemos causado al planeta, al medio ambiente, a los animales, y a nuestra propia salud, ha sido enérgico, intenso y ha venido en aumento en los últimos años. Es por eso que han surgido ideas, líneas y prácticas, como el veganismo o la elaboración de productos orgánicos, que buscan crear conciencia y reducir esos impactos perjudiciales, en muchas industrias, incluida la vitivinícola.

Vino Organico Bio Vegano

Es cada vez más común la elaboración de vinos orgánicos y veganos, y hoy vamos a platicarte qué son, cómo se elaboran, qué los hace diferentes, y cuál es el impacto que buscan generar a nivel social, animal y medio ambiental.

Empecemos con los orgánicos. Durante la elaboración de estos vinos, también conocidos como biológicos o ecológicos, no debe existir contacto con pesticidas, herbicidas, fertilizantes, o cualquier otro producto que resulte tóxico, y se hace uso, por el contrario, de elementos naturales como el estiércol o la composta para la fertilización, y coberturas vegetales como protección para el suelo. Existen estrictos lineamientos a cumplir para un vino orgánico, que son monitoreados por organismos certificadores especializados.

En la elaboración de un vino biológico, la tierra debe ser rica en material orgánico, para brindar beneficios a la planta, y se autoriza el uso de levaduras seleccionadas, sin modificaciones genéticas, el uso de frío, y la clarificación por medio de proteínas naturales. En general, podemos decir que en la forma, la elaboración de vinos orgánicos no difiere tanto de los vinos tradicionales, pero en el fondo, la proyección es un vino más limpio y más respetuoso con el medio ambiente.

Hablemos ahora de los vinos veganos. Para elaborarlos, no debe utilizarse ninguna técnica o producto de origen animal. Un ejemplo es la clara de huevo, la cola de pescado o la caseína, que en la producción tradicional de vino suelen ser útiles para clarificarlo, mientras que, para elaborar vinos veganos, se hace uso de bentonita y placas de celulosa para cumplir la misma función.

Los vinos orgánicos y veganos, entonces, se unen al movimiento global de conciencia ecológica y a la auténtica filosofía de cuidado a nuestro entorno, a fin dirigirnos a un sano, próspero y sostenible desarrollo del planeta, flora, fauna y humanidad. Lo que buscan es generar una visión responsable, una conciencia social, y acciones de profundo respeto al medio ambiente, mundo animal y naturaleza en la que se desarrolla toda expresión de vida.


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados