-20% de descuento el primer mes con el código MEQUEDOENCASA

Un vino para acompañar tu pavo de Navidad


Pavo de Navidad

Nos sentaremos con toda la familia alrededor de la mesa y compartiremos algunos de los platillos más deliciosos de la temporada. Uno de ellos, el dichoso pavo de Navidad. Si eres amante del vino como nosotros, te estarás preguntando… ¿con qué maridarlo?

Como en cualquier armonización, es importante encontrar la pareja perfecta, de tal forma que ninguno de los dos opaque al otro. El pavo tiene un bajo contenido de grasa, es de sabor delicado y relativamente neutro. Por lo tanto, el vino a elegir, dependerá de la forma en la que decidas cocinar al ave.

Por ejemplo, un vino blanco quedaría maravilloso con una preparación a las finas hierbas. Uvas aromáticas y de equilibrada acidez como la Riesling, Silvaner, Pinot grigio, Viogner o Gewürztraminer. Si además, decides servirlo con un gravy de crema, podrías optar por un perfil un poco más estructurado. Tal es el caso de un Chardonnay con barrica o un rosado seco.

Por otro lado, para los que disfrutan de un tinto, la clave está en hallar un vino bajo en tanicidad. Los jóvenes, especiados y afrutados son perfectos para un jugoso pavo estilo norteamericano, ese que lleva un relleno dulzón y que va acompañado de la tradicional salsa de arándanos. Nada mejor que un Pinot Noir, Shiraz, Melort o un ligero Gamay.

Es difícil complacer a todos nuestros invitados. Entonces, si buscas algo más universal, puedes elegir un vino que funcione con todas las preparaciones y para todos los gustos: un espumoso. Lo único que tendrías que evitar son las salsas demasiado calientes o picantes. Desde un frutal Prosecco brut o un fresco cava, hasta un elegante champagne. Una copa de burbujas para brindar por la familia o por un año más que se despide. ¡Salud!


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados